VALORACIÓN DE LA FUERZA MÁXIMA MEDIANTE EL TEST DE 1RM PARA SUJETOS CON DIABETES TIPO 2

INTRODUCCIÓN: Ante la necesidad de evaluar la fuerza máxima en pacientes adultos mayores, diabéticos y sedentarios se plantea la hipótesis de que la prueba de 1RM puede ser demasiado arriesgada para este tipo de sujetos. El objetivo de este trabajo es conocer una forma segura y fiable de llevar a cabo una  valoración de 1RM en pacientes diabéticos, sedentarios y mayores de 50 años.
MATERIAL Y MÉTODOS: Se han revisado artículos indexados en PubMed entre los años 2003 y 2013 que fueran localizados con las palabras clave “repetition máximum” o “1RM”. Se leyeron los resúmenes de artículos relacionados y se seleccionaron aquellos que aportaban diferentes abordajes para el conocimiento de la fuerza máxima en diferentes sujetos.
RESULTADOS: Se seleccionaron un total de 7 trabajos. Se revisaron dos trabajos que aplicaron la prueba de 1RM como herramienta de valoración test-retest para implementación de un programa de entrenamiento estructurado. Cuatro son los artículos que medían la fiabilidad de 1RM. Por último se revisó un trabajo que evaluaba la estimación de 1RM mediante las ecuaciones matemáticas existentes para hallar 1RM.
DISCUSIÓN Y CONCLUSIÓN: Se puede aconsejar el test de 1RM como prueba válida para la estimación de la fuerza máxima en sujetos sedentarios, tanto hombres como mujeres, sedentarios con o sin factores de riesgo cardiovascular, particularmente en sujetos diabéticos mayores, con edades comprendidas en los 40 y los 70 años. Es aconsejable la realización de una sesión de familiarización antes de poner en práctica la valoración de 1RM. En caso de trabajar con este perfil de sujetos, se puede recomendar el uso de ecuaciones de estimación 1RM como Brzycki debido a que ha mostrado fiabilidad cuando las repeticiones hasta la fatiga son ≤10 repeticiones, o Mayhew porque disminuye riesgos al infravalorar la carga de 1RM.

Imagen obtenida de:
http://neuroinmunologiavenezuela.blogspot.com.es/2011/05/neuroproteccion.html

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1.         Brandon LJ, Gaasch DA, Boyette LW, Lloyd AM. Effects of long-term resistive training on mobility and strength in older adults with diabetes. The journals of gerontology Series A, Biological sciences and medical sciences. 2003;58(8):740-5.

2.         Balducci S, Zanuso S, Cardelli P, Salvi L, Bazuro A, Pugliese L, et al. Effect of high- versus low-intensity supervised aerobic and resistance training on modifiable cardiovascular risk factors in type 2 diabetes; the Italian Diabetes and Exercise Study (IDES). PLoS One. 2012;7(11):e49297.

3.         Tagesson SK, Kvist J. Intra- and interrater reliability of the establishment of one repetition maximum on squat and seated knee extension. Journal of strength and conditioning research / National Strength & Conditioning Association. 2007;21(3):801-7.

4.         Seo DI, Kim E, Fahs CA, Rossow L, Young K, Ferguson SL, et al. Reliability of the one-repetition maximum test based on muscle group and gender. Journal of sports science & medicine. 2012;11(2):221-5.

5.         Levinger I, Goodman C, Hare DL, Jerums G, Toia D, Selig S. The reliability of the 1RM strength test for untrained middle-aged individuals. Journal of Science and Medicine in Sport. 2009;12(2):310-6.

6.         Abdul-Hameed U, Rangra P, Shareef MY, Hussain ME. Reliability of 1-repetition maximum estimation for upper and lower body muscular strength measurement in untrained middle aged type 2 diabetic patients. Asian journal of sports medicine. 2012;3(4):267-73.

7.         Wood TM, Maddalozzo GF, Harter RA. Accuracy of seven equations for predicting 1-RM performance of apparently healthy, sedentary older adults. Measurement in Physical Education & Exercise Science. 2002;6(2):67-94.

Actividad física como tratamiento de primera elección del síndrome metabólico

Obesidad, estado actual de la epidemia del siglo XXI

OBESIDAD, ESTADO ACTUAL DE LA EPIDEMIA DEL SIGLO XXI

Autor: Francisco García Fuentes

VIII Jornadas Complutenses de Ciencias de la Salud

 

RESUMEN

Introducción: La genética, la nutrición y el sedentarismo se asocian como etiología de la obesidad, una epidemia que crece imparable en el mundo occidentalizado y se ha convertido en un factor de riesgo cardiovascular de primer orden. La obesidad es una de las enfermedades no contagiosas más prevenibles, cuya fisiopatología se está revisando actualmente para hallar la manera más efectiva de intervenir tanto a nivel preventivo como terapéutico. El objetivo de este trabajo es exponer las últimas evidencias respecto al abordaje de esta patología. Materiales y métodos: Se han revisado artículos publicados en revistas internacionales en los últimos diez años en relación con el objetivo de este trabajo. Resultados y discusión: La literatura reciente aporta gran cantidad de información sobre la etiología, fisiopatología, sintomatología, diagnóstico y tratamiento de la obesidad. Su origen complejo y multifactorial, y el aumento de la prevalencia requieren diferentes abordajes para prevenir y tratar de forma eficaz esta patología. El índice de referencia para el diagnóstico de la obesidad es el IMC, pero resultan válidos también el perímetro de la cintura y el porcentaje de grasa corporal, mientras que las opciones terapéuticas recomendadas son ejercicio, dieta y cirugía bariátrica. Conclusiones: La obesidad es un problema de salud pública que requiere políticas de prevención que potencien una alimentación equilibrada, realicen educación sanitaria y promocionen la actividad física.

Palabras clave: Epidemiología, Etiología, Fisiopatología, Obesidad, Tratamiento

INTRODUCCIÓN

El DALY (Disability Adjusted Life Years), es un indicador sintético de salud que mide el impacto de la mortalidad y discapacidad asociada a enfermedades específicas. En un importante estudio publicado en 2013 por la revista The Lancet, se estudiaron los factores de riesgo de mortalidad de Reino Unido en 2010. Los principales factores de riesgo fueron, el tabaco 11,8%  de DALY, seguido por la hipertensión arterial (9,0%), y seguido por el alto IMC (8,6%). Pero son la dieta y la inactividad física los que representaron el DALY más elevado, 14,3% (1)

SEDENTARISMO INE 2011-2012

Datos de 2011 sobre el sedentarismo en edad adulta en España

PRESENTACIÓN ONLINE

CONCLUSIONES

La obesidad es un problema de salud pública, un abordaje apropiado puede contribuir a la reducción en la incidencia de la osteoporosis, la enfermedad de Alzheimer, enfermedades cardiovasculares y cáncer durante el envejecimiento.

La obesidad en niños y adolescentes no debe ser considerada por más tiempo como una enfermedad benigna, ya que cada vez existe más evidencia científica de que la obesidad en la primera década de la vida y sobre todo desde comienzos de la segunda es una enfermedad que tiende a cronificarse y a agravarse.

La obesidad en muchos casos es un problema de salud desde la adolescencia, requiere políticas de prevención que potencien una alimentación equilibrada, una intervención de educación sanitaria que incida en los beneficios de anticiparse a la obesidad, así como de conocer las consecuencias sobre la calidad de vida que tiene la obesidad, y promover la actividad física entre los más jóvenes y el resto de la población adulta.

BIBLIOGRAFÍA 

  1. Murray C, Richards MA, Newton JN, Fenton KA, Anderson HR, Atkinson C. UK health performance: findings of the Global Burden of Disease Study 2010. Lancet. 2013; 23;381(9871):997-1020.
  2. Physical Activity Guidelines Advisory Committee report, 2008. To the Secretary of Health and Human Services. Part A. Nutr Rev. 2009:114-20.
  3. WHO.int [Internet]. World Health Organitation. [Citado 16 octubre 2013]. Disponible en: http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs311/es/.
  4. Kokkinos P, Myers J. Exercise and physical activity: clinical outcomes and applications. Circulation. 2010; 122: 1637-48.
  5. Gutiérrez-Fisac JL, Guallar-Castillón P, León-Muñoz LM, Graciani A, Banegas JR. Rodríguez-Artalejo F. (2012), Prevalence of general and abdominal obesity in the adult population of Spain, 2008–2010: the ENRICA study. Obes Rev. 2012; 13: 388–392.
  6. Nutrición, actividad física y prevención de la obesidad: Estrategia NAOS. Moreno B; Buenos Aires-Madrid: Ed. Médica Panamericana 2006.
  7. Lobstein T, Baur L, Uauy R; IASO International Obesity TaskForce. Obesity in children and young people: a crisis in public health; Obes Rev. 2004; 5: 4-85.
  8. Dixit VD. Adipose-immune interactions during obesity and caloric restriction: reciprocal mechanisms regulating immunity and health span; J Leukoc Biol. 2008; 84: 882–892.
  9. Ye J, Keller JN. Regulation of energy metabolism by inflammation: A feedback response in obesity and calorie restriction; Aging. 2010 June; 2: 361–368.
  10. Pedersen BK, Febbraio MA. Muscles, exercise and obesity: skeletal muscle as a secretory organ. Nat. Rev. Endocrinol. 2012; 8; 457–465.
  11. Du SM, Ma GS, Li YP, et al. Relationship of body mass index, waist circumference and cardiovascular risk factors in Chinese adult; Biomed Environ Sci. 2010; 23:92-101.
  12. Heo M, Faith MS, et al. Percentage of body fat cutoffs by sex, age, and race-ethnicity in the US adult population from NHANES 1999-2004; Am J Clin Nutr. 2012;95:594-602.
  13. Rucker D, Padwal R, Li Sk, Curioni C, Lau DC. Long term pharmacotherapy for obesity and overweight: updated meta-analysis. BMJ. 2007; 335(7631):1194-9.
  14. AEMPS.es [Internet}. Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. [Citado 16 octubre]. Disponible en: http://www.aemps.gob.es/informa/notasInformativas/medicamentosUsoHumano/seguridad/2010/NI_2010-01_sibutramina_reductil.htm.
  15. AEMPS.es [Internet}. Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. [Citado 16 octubre]. Disponible en: http://www.aemps.gob.es/informa/notasInformativas/medicamentosUsoHumano/seguridad/2008/NI_2008-12_rimonabant.htm
  16. Ioannides-Demos LL, Piccenna L, McNeil JJ. Pharmacotherapies for Obesity: Past, Current, and Future Therapies. J Obes. 2011; 2011: 179674
  17. Colon-Gonzalez F, Kim GW, Lin JE, Valentino MA, Waldman SA. Obesity pharmacotherapy: What is next? Mol Aspects Med. 2013;34:71-83.
  18. Ho SS, Dhaliwal SS, Hills AP, Pal S. The effect of 12 weeks of aerobic, resistance or combination exercise training on cardiovascular risk factors in the overweight and obese in a randomized trial; BMC Public Health. 2012; 12:704.
  19. Shaw K, Gennat H, O’Rourke P, Del Mar C. Exercise for overweight or obesity. Cochrane Database Syst Rev. 2006 18; CD003817.
  20. Mayo Clinic [Internet]. Types of bariatric surgery. [Citado 16 octubre 2013]. Disponible en: http://www.mayoclinic.org/bariatric-surgery/types.html.
  21. Savastano S, Di Somma C, Pivonello R, et al. Endocrine changes (beyond diabetes) after bariatric surgery in adult life. Endocrinol Invest. 2013 Apr;36(4):267-79.

FisioActividad News

Destacado

FisioActividad News

Actividad Física, Deporte & Fisioterapia

En esta sencilla entrada se pretende dar a conocer la recopilación de noticias que diariamente nos llega a través de twitter. Como siempre el objetivo es estar a la última en información relativa a tres pilares básicos que componen la filosofía de FisioActividad:

1° La promoción de práctica de actividad física como herramienta de prevención, mantenimiento y mejora de la salud pública.

2° El deporte amateur y profesional, conocer los estudios más relevantes y tener información de primera mano relativa a tendencias y mejoras en los métodos de entrenamiento deportivo.

Fisioterapia como profesión sanitaria en pleno desarrollo, ofrecer los más recientes estudios, las ofertas de formación basadas en evidencia científica-clínica y los debates con los profesionales de la fisioterapia más activos en pro de esta bella profesión.

Puedes suscribirte para que llegue al buzón de tu correo electrónico cada mañana bien calentito. Aquí os dejo el enlace a la edición de hoy, FisioActividad News,

Beneficios de Pilates: Equilibrio musculatura abdominal medida mediante resonancia magnética

El método Pilates es ya conocido en el ámbito de la salud como una herramienta útil para rehabilitar o readaptar a una persona para su día a día.

Como instructor y alumno del método he sentido en mi propio cuerpo el beneficio de la práctica regular de Pilates. La mejora en el patrón respiratorio, la alineación, estabilidad y conciencia corporal, la tonificación de toda la musculatura (espalda, cinturas escapular y pélvica, extremidades…) partiendo desde el equilibrio muscular que nace del centro corporal (región abdominal-lumbar)…En este beneficio es en el que centra la atención el estudio realizado por el Departamento de Educación Física de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y el Hospital San Roque Maspalomas.

“El propósito del estudio fue analizar los efectos de Pilates en el volumen del músculo recto mayor del abdomen (RA), oblicuos y abdomen del transverso, con los dos últimos considerados conjuntamente (OT).”

Gracias al uso de imagenes de resonancia magnética pudieron medir el grosor de los músculos antes y después de una programa de Pilates estandarizado, en el abstract que aporta PubMed no especifica si es Pilates Mat (colchoneta) o Pilates máquinas pero habla de Pilates “moderno”, así que personalmente voy a suponer que se refiere a Pilates en suelo o Mat. Al programa de Pilates se someten 9 mujeres sanas no activas dos sesiones a la semana durante 36 semanas (72 sesiones en 9 meses consecutivos).

pilates-matwork-classes

Antes de comenzar el entrenamiento de Pilates se comprobó que existían asimetrías en los OT, mayor tamaño (volumen) del lado no dominante (8%) respecto al lado dominante (P < 0.01). Como decimos el equilibrio muscular es uno de los beneficios aparentemente más “visibles” cuando se realiza Pilates con asiduidad, de modo que podremos comprobar como el estudio muestra gracias a imagen de resonancia magnética que esta asimetría fue compensada por el trabajo constante con Pilates (2%, P = 0,43), se obtuvo un incremento del 8% en el OT del lado dominante (P < 0.05) mientras que OT no dominante se mantuvo sin cambios (2%, P = 0,58). Equilibrio muscular desde el “CORE”. Respecto a los cambios observados en el RA podemos sacar dos datos relevantes, primero el aumento de volumen muscular de hasta un 21% después de las 36 semanas de entreno con Pilates (P 0.05 <) y segundo el incremento similar de volumen RA dominante y no dominante (21% y 20%, respectivamente, P < 0.05). No se aprecian asimetrías significativas de un lado al otro en el músculo RA de lo que se observaó antes (2%, P = 0.51) o después (1%, P = 0,81) del programa de Pilates, lo cual confirma el trabajo en equilibrio muscular que aporta Pilates en la región abdominal y la consiguiente protección de la región lumbar.

Las conclusiones del presente estudio…”revela la existencia de asimetrías en los músculos de la pared abdominal en mujeres sanas no activa. Práctica de Pilates dos veces por semana durante 9 meses presenta hipertrofia de los músculos de la pared abdominal, especialmente de la RA y elimina las asimetrías preexistentes de la OT. Pilates puede recomendarse como un método eficaz para reforzar los músculos de la pared abdominal y para compensar la evolución asimétrica preexistente”.

Quisiera añadir una reflexión personal, algo que no refleja el estudio pero que puedo intuir. Por las experiencias personales y profesionales que he acumulado en la enseñanza del Método Pilates Mat, estoy convencido de que estas 9 mujeres tras finalizar el periodo de 36 semanas que duró el estudio han continuado practicando Pilates. Lo que empezó como “mujeres sanas no activas” ha dado paso a “mujeres sanas activas”, contentas y felices con los resultados obtenidos y la consiguiente mejora en su calidad de vida…desconozco la edad de las mujeres pues no he podido leer el artículo completo, estoy convencido de que ahora afrontan con más confianza su día a día por el simple hecho de ser mujeres sanas que practican actividad física con regularidad.

Dorado, C. y cols.; “Marked effects of pilates on the abdominal muscles:  a longitudinal magnetic resonance imaging study”. Med Sci Sports Exerc. 2012 Aug;44(8):1589-94.

Fotografía tomada de: http://balance2health.com.au/page/pilates-matwork-classes

Ejercicio Terapéutico

Ejercicio terapéutico en la práctica de fisioterapia es beneficioso.

El concepto de Ejercicio Terapéutico fue definido por Licht en 1984 como el movimiento del cuerpo o sus partes para aliviar los síntomas o mejorar la función.
En FisioActividad siempre estamos pensando en los efectos beneficiosos de la Actividad Física sobre el organismo. El objetivo de esta entrada es informar a nuestros pacientes, los programas de Actividad Física pueden ser una herramienta para el tratamiento de multitud de patologías, estos programas deben ser prescritos y supervisados por profesionales sanitarios dentro de multitud de áreas clínicas.
Cuando no se trata de tratamiento de patologías, esos programas de Actividad Física se llaman Ejercicio Físico, y los profesionales más apropiados son los Graduados en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (CAFYD), y en su defecto los técnicos superiores en Actividad Física y del Deporte (TAFAD).

De modo que lo primero de necesito aclarar son una serie de términos: Actividad Física, Ejercicio y Ejercicio Terapéutico.
El Colegio Americano de Medicina Deportiva (ACSM, en GETP 2010), que define los dos términos que debemos conocer:

  • Actividad física: es cualquier movimiento corporal producido por la contracción de los músculos que resultan en un aumento sustancial del gasto de energía sobre una situación de descanso.
  • Ejercicio físico: es un tipo de actividad física que consiste en movimientos corporales planificados, estructurados y repetitivos hechos para mejorar o mantener uno o más componentes de la aptitud física.

Basándose en la definición de Litch, tenemos una más adaptada a nuestros días propuesta por Taylor en 2007:

  • Ejercicio Terapéutico: es la prescripción de un programa de Actividad Física que involucra al paciente en la tarea voluntaria de realizar una contracción muscular y/o movimiento corporal con el objetivo de aliviar los síntomas, mejorar la función o mejorar, mantener o frenar el deterioro de la salud.

El análisis y tratamiento de problemas del movimiento y la funcionalidad es uno de los principales objetivos de la práctica de la Fisioterapia. Los fisioterapeutas utilizan la prescripción de Ejercicio Terapéutico como una herramienta de lo más común, pero ¿qué tiene de beneficioso el Ejercicio Terapéutico para las personas que consultan a un fisioterapeuta?
Las conclusiones de la investigación publicada por Taylor podrían ser referencia para cualquier fisioterapeuta que guste de utilizar el Ejercicio Terapéutico como herramienta de primera elección para el tratamiento de determinas patologías crónicas y agudas.
Os voy a resumir las patologías que se pueden tratar con Ejercicio Terapéutico, este tipo de tratamiento requiere una actitud colaboradora y de compromiso por parte del paciente dentro de su recuperación.

Alteraciones neurológicasExiste una fuerte evidencia de que el entrenamiento de al menos cinco días a la semana a lo largo de cuatro semanas mejora la fuerza muscular y la movilidad en paciente con esclerosis múltiple sin exacerbaciones agudas de los síntomas.

Alteraciones musculo-esqueléticas: Se muestra fuerte evidencia de que el entrenamiento aeróbico o de fortalecimiento reducen el dolor y mejoran el nivel de actividad en paciente con osteoartrosis de rodilla, no la hubo para otro tipo de artrosis, pero si moderada evidencia para el ejercicio terapéutico en pacientes con espondilitis anquilosante.
Dolor de cuello y espalda: El ejercicio terapéutico se mostró más eficaz comparado con no recibir ningún tratamiento en el dolor subagudo y crónico de espalda pero no en el caso de dolor agudo. En el caso del dolor de cuello ocurre lo mismo pero combinando con la terapia manual. Mientras que el entrenamiento fuerza en piernas y tronco a las 4-6 semanas de una cirugía por discopatía lumbar (hernia) mostró fuerte evidencia de cara a la vuelta a la actividad.
En miembro superior el ejercicio mejora a corto plazo la disfunción (dolor y rango de movimiento) comparado con el reposo o no tratamiento en el tratamiento del hombro doloroso.

Alteraciones cardiopulmonares: Se valoran las siguientes patologías: cardiopatía isquémica (infarto de miocardio), insuficiencia cardíaca (lesión cardíaca), hipertensión y EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica).
En el tratamiento de cardiopatías existe una fuerte evidencia que podemos resumir en que un programa de ejercicio aeróbico de 30-60 minutos; 3-4 veces por semana; durante al menos 12-16, reduce la mortalidad y mejora la capacidad al ejercicio, ese mismo régimen muestra una moderada evidencia en la mejoría de la hipertensión.
En el abordaje con ejercicio terapéutico en pacientes con EPOC encontraremos fuerte evidencia de mejoría en la capacidad de ejercicio y de la disnea realizando ejercicios de fuerza con las extremidades.

Otras áreas de la práctica de Fisioterapia: Sobre los efectos del ejercicio mediante trabajo de fuerza y aeróbico, en el caso de pacientes operadas de cáncer de mama se reduce la formación de seroma (acumulación de grasa líquida, suero y linfa en una área del cuerpo en donde se ha practicado una cirugía). Encontramos fuerte evidencia en el entrenamiento de fuerza en adultos mayores con problemas de salud, así como moderada evidencia de la mejoría con el entrenamiento aeróbico para la marcha.

Resumiendo el efecto del Ejercicio Terapéutico sobre los problemas de salud, encontramos fuerte evidencia en el tratamiento de pacientes con esclerosis múltiple, osteoartritis, dolor subagudo y crónico de espalda, cardiopatías, EPOC, claudicación intermitente y rehabilitación tras cirugía por hernia lumbar.
La intervención con Ejercicio Terapéutico lleva a la mejoría de formas muy diversas, pero bajo un criterio unificado los programas de ejercicio terapéutico tienden a ser intensos, involucrando al paciente al menos 4-5 veces a la semana con sesiones de relativa intensidad. Los ejercicios son más efectivos cuando son individualizados, estos se compondrán de ejercicios aeróbicos, de fortalecimiento y flexibilidad, y de habilidades como puede ser equilibrio o coordinación.

En conclusión, la Actividad Física prescrita por un profesional de la salud, con conocimientos adecuados para la programación de Ejercicio Terapéutico, proporciona beneficios en multitud de patologías crónicas.

Más información:

Feito Y. Promoting Health through Physical Activity Blog [Internet].. Disponible en: http://www.drfeito.com/2/post/2013/01/just-move-more.html

Taylor NF. Therapeutic exercise in physiotherapy practice is beneficial: a summary of systematic reviews 2002–2005. Disponible en: http://ajp.physiotherapy.asn.au/AJP/53-1/austjphysiotherv53i1taylor.pdf

Smidt N. Effectiveness of exercise therapy: a best-evidence summary of systematic reviews. Disponible en: http://ajp.physiotherapy.asn.au/AJP/51-2/AustJPhysiotherv51i2Smidt.pdf